Nutella Dream Cake.

Atención chocolater@s: espectacular tarta de chocolate. Capas de tierno y jugoso bizcocho, cubierto y relleno de crema de nutella, sobre base crujiente.

For chocoholics only!

Las tartas de chocolate son impresionantes. Las veas en una pastelería, en alguna web o por las redes sociales, siempre resulta difícil no admirarlas. Pero esta no es una simple tarta de chocolate, es la tarta de chocolate. Si este no es tu ingrediente favorito aléjate, porque serás incapaz de disfrutarla. Aunque puede pasarte como a mí, que disfrutes preparándola para aquellos que aman este dulce alimento.

El pasado mes de junio, unos amigos me pidieron que les preparase una tarta para celebrar el día de su santo con todo el grupo de natación y la querían de chocolate. Rebuscando entre mis favoritas apareció. Ya hacía bastante tiempo que me había encontrado esta tarta en el blog de Cleobuttera, no es la primera receta suya que preparo, aunque siempre tengo que cambiar cosas porque no encuentro esos mismos ingredientes. Pero aunque la Nutella Dream Cake es una mezcla de tres recetas diferentes, pasaros por el interesante blog de Cleobuttera y no olvidéis el babero.

IMG_20190612_130220_592.jpg
Feliz día de San Antonio.

Para describir la Nutella Dream Cake hay que hacerlo por capas, porque lleva unas pocas. Es una sorpresa encontrar una base crujiente debajo del jugoso bizcocho. El ingrediente original para hacer esta capa es Feuilletine, que ni conocía ni estaba a mi alcance, por lo que a sugerencia de la autora, lo sustituí por los cereales que tenía a mano: copos de maíz. Estos cereales aplastados fueron los que use la primera vez que la preparé. Es verdad que esta solución me sacó del apuro y que estaban buenos, pero poco después descubrí que los barquillos podían parecerse más a este ingrediente y decidí añadirlos a la receta. Para rellenar y cubrir el bizcocho se utilizan dos cremas diferentes. Se prepara una ganache de nutella (u otra crema de chocolate y avellanas), nata y chocolate y se divide en dos partes. Las dos nos sirven para rellenar pero una de ellas se monta porque también nos sirve de cobertura. El paso de montar es opcional. Lo vemos paso a paso.

Podemos usar un solo molde alto para hornearlo y luego cortar el bizcocho en varias capas, o tres moldes más pequeños de layer cake (15 o 17 cm) que nos permitirá preparar las capas por separado con un menor tiempo de horneado. En esta ocasión he utilizado un molde redondo de 22 cm de diámetro y 10 cm de altura.

Ingredientes:

Base crujiente. *

  • 50 gr de chocolate negro (para postres).
  • 7 gr de mantequilla.
  • 84 gr de crema de chocolate y avellanas (tipo nutella).
  • 110 gr de feuilletine (o una combinación de barquillo aplastado y copos de maíz, solo los barquillos… a vuestra elección). En esta ocasión sólo he puesto barquillo.

*He dividido por la mitad todos los ingredientes de la base porque, en las ocasiones en que he preparado la tarta, me pareció que quedaba demasiado gruesa y difícil de cortar.

Bizcocho de chocolate.

  • 2 huevos.
  • 280 gr de azúcar.
  • 120 ml de aceite de oliva suave.
  • 160 ml de leche.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 180 gr de harina.
  • 60 gr de cacao en polvo (tipo valor).
  • 1 sobre de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 120 ml de agua caliente.

Ganache de nutella.

  • 200 gr de chocolate negro (para postres).
  • 300 gr de crema de chocolate y avellanas (tipo nutella).
  • 500 ml de nata para montar (35% materia grasa).

Apenas lleva chocolate, ¿verdad?

Preparación:

Base crujiente.

Esta es la primera capa que tenemos que preparar y podemos hacerlo con varios días de antelación, porque va a estar en el congelador.

Preparamos la base en el mismo molde que vamos a usar para el bizcocho, así que colocamos papel de horno en la base del molde redondo desmontable de 22 cm.

En un bol grande ponemos el chocolate y la mantequilla y lo derretimos al baño maría o en el microondas a intervalos de 30 segundos. Añadimos la crema de chocolate y avellanas y cuando esté bien mezclado agregamos los barquillos aplastados o lo que vayamos a usar.

Pasamos la mezcla al molde, alisamos y aplastamos bien. Cubrimos con film y llevamos al congelador un mínimo de 30 minutos o hasta varios días. Mantenemos nuestra base en el congelador hasta el momento de montar la tarta.

Bizcocho.

Este bizcocho podéis usarlo para tarta o comerlo solo, pero tenéis que probarlo. L@s que ya lo habéis probado sabéis que no exagero al decir que no podría ser más tierno y jugoso, de sabor intenso y equilibrado y a la vez ligero. ¿Como puede ser todo eso? ¿Un bizcocho de chocolate puede ser ligero? Bueno, es mi percepción. A lo mejor la descripción no es correcta (mi mente lo debe estar comparando con el brownie), pero creo que esas características se las aporta el agua. Otro bizcocho con agua, como el Bizcocho de chocolate indecente.

Precalentamos el horno a 160º con calor arriba y abajo y encamisamos o forramos el molde con papel de horno.

Empezamos con los ingredientes húmedos. Batimos bien los huevos, 4 o 5 minutos a velocidad media, porque cuanto más espumoso esté el batido más esponjoso será el bizcocho. Añadimos el azúcar y batimos un minuto más. Notaremos que la mezcla se espesa y empezaremos a añadir el aceite en hilo fino, la leche y la esencia de vainilla. Si usas azúcar vainillado, añádelo junto con el azúcar. Mezclamos bien y pasamos a los secos.

IMG_20191114_111056.jpg

Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y la añadimos a nuestra masa junto con la pizca de sal. Batimos con cuidado hasta que estén bien integrados, no más. Ahora añadimos el agua caliente y mezclamos de nuevo hasta que quede homogénea.

Ponemos la masa en el molde y horneamos a 160º durante 58 minutos. Ese es el tiempo exacto que ha necesitado este bizcocho, con este molde, en mi horno. En principio lo puse 45 minutos, le tuve que añadir 10 y luego 3 más. Tened en cuenta que moldes diferentes, hornos diferentes, pueden necesitar mayor o menor tiempo de horneado. Por eso la mejor opción es poner un tiempo mínimo, por ejemplo 45 minutos, y luego ir comprobando y alargando el tiempo de horneado si fuera necesario.

Mientras se hornea preparamos la ganache.

Una vez listo y fuera del horno, lo dejamos reposar 10 minutos en el molde antes de desmoldarlo. Pasados los 10 minutos quitamos el molde y lo dejamos enfriar en una rejilla. Cuando está todavía templado, yo lo envuelvo en film transparente, porque dicen los expertos que así no pierde toda la humedad y queda más jugoso. Se aceptan consejos, que para eso estamos aprendiendo y yo soy una alumna aplicada 🙂

Dejamos enfriar completamente antes de hacer las capas y montar la tarta.

Ganache.

Derretimos el chocolate y mezclamos con la crema de chocolate y avellanas. Añadimos 250 ml de nata muy caliente en tres veces hasta conseguir una crema brillante.

Si vais a querer montar la ganache*, hay que dividir la crema obtenida en dos partes iguales. A una, la que nos servirá para el relleno en el montaje de la tarta, solo la dejamos enfriar un par de horas a temperatura ambiente o hasta que coja consistencia. A la otra mitad tenemos que añadirle los 250 ml de nata fría, mezclar bien con la lengua y a continuación la guardarla en el frigorífico durante al menos 2 horas, porque tiene que estar muy fría para montarla. Yo la monto en la Mambo con la mariposa a velocidad 3, pero podéis montarla con las varillas.

*Si no queréis montarla, conservad toda la crema junta. No la dividáis en dos ni le añadáis más nata o se volverá demasiado líquida.

Mirad que diferente queda montada y sin montar:

MONTAJE DE LA TARTA.

Sacamos la base crujiente del congelador. En un disco para tartas o en el plato que la vayamos a servir, ponemos una cucharada de ganache que nos hará de “pegamento” para que la base se sujete bien y no se deslice. Colocamos la base bien centrada y le ponemos una capa de ganache.

A continuación vamos alternando ganache y bizcocho y terminamos cubriendo todo con una capa fina o recogemigas. Refrigeramos durante 30 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, terminamos de cubrir con el resto de nuestra ganache.

IMG_20191115_080007.jpg
Nutella Dream Cake con capa recogemigas.

Decoramos y ¡lista! Espero que la hagáis y disfrutéis tanto como yo.

IMG_20191115_081809.jpg

Para mi Tata, mi hermana, y su familia la he preparado con 3 moldes de 17 cm de diámetro, horneando a 180º durante 30 minutos. No son de layer cake pero dan el apaño. Son de Lidl y me encantan.

IMG_20191117_152903_077.jpg
Nutella Dream Cake con ganache sin montar.

Fuentes: Maria Lunarillos blog de María y Eduardo, Cleobuttera blog de Tasbih, iletaitunefoislapatisserie blog de Christelle Huet-Gomez.

Cooking Mama. Blog para golosos, recetas para aficionados a la repostería fácil y con ganas de experimentar.

https://paquireina.home.blog/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s