Tarta de queso estilo La Viña. La más fácil y rica del mundo.

¿Habéis oído hablar de la tarta de queso del restaurante La Viña de San Sebastián? Pues si lo habéis hecho sabréis que es la tarta más copiada además de famosa por muchos lugares del mundo. Por algo será, ¿no?

Ningún turista que pase por San Sebastián, ya sea nacional o extranjero, debería saltarse una visita a dicho restaurante para probarla. Yo lo haré en cuanto tenga ocasión.

Tarta de queso al estilo de La Viña

La receta original se prepara con 1 kilo de queso crema, 7 huevos, 400 gr de azúcar, 500 ml de nata y un poco de harina. Se hornea en un molde desmontable grande (de 28 o 30 cm) durante 40 minutos y da para unas 12 porciones grandes. Estupendo para un restaurante pero mucha tela para hacerla en casa, a no ser que tengáis una celebración. Así que nosotros la vamos a preparar más pequeña. Un pequeño cambio que me permití hacer a esta receta fue ponerle un yogur natural, porque me parece que potencia el sabor ácido del queso y así me gusta más.

He usado un molde redondo desmontable, de 21 cm de diámetro y 10 cm de alto. Encuentro perfectas estas dimensiones porque sale una tarta gordita y jugosa. Es necesario que sea un molde algo más alto de lo normal porque la tarta crece mucho durante el horneado, aunque al enfriar vuelve al tamaño que tenía antes de hornearse.

Molde de 21cm x 10 de alto. Aquí se ve como queda colocado el papel.

Ingredientes: (deben estar a temperatura ambiente).

  • 600 gr queso crema tipo philadelphia.
  • 1 yogur natural sin azúcar (yo uso Bio o Griego) .
  • 4 huevos L.
  • 200 gr azúcar.
  • 350 gr de nata 35% materia grasa.
  • 1 cucharada sopera de harina (unos 15 gr).

Preparación:

Comenzamos encendiendo el horno a 210° C con calor arriba y abajo.

En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que se integren. Añadimos el queso y el yogur. Cuando ya esté bien mezclado añadimos la harina. En último lugar añadiremos la nata. Este proceso podemos hacerlo a mano, con batidora o poniendo todo junto en el vaso de la licuadora.

Preparamos nuestro molde con el papel de horno. Para ello mojamos el papel, sacudimos el exceso de agua y lo acomodamos en el interior. Así mojado es más sencillo de colocar y nos resultará muy fácil desmoldar la tarta. Volcamos la masa en el molde y metemos en el horno durante 40 minutos. De las 5 guías o alturas que tiene el horno, lo colocamos en la segunda contando desde abajo, es decir, algo más abajo del centro.

Transcurridos los 40 minutos abrimos el horno pero no sacamos la tarta porque se rajaría. Colocamos un paño de cocina doblado en la puerta, para mantenerla entreabierta y que el horno vaya perdiendo calor poco a poco, y dejamos la tarta dentro durante 10 minutos más. Pasado ese tiempo la sacamos del horno. Comprobamos que al mover el molde la tarta está bailona como un flan. Así está perfecta para que el corte quede cremoso. La dejamos enfriar en una rejilla durante 4 horas y ya está lista para consumir.

Bailona.

Esta tarta de queso se consume fresca pero no demasiado fría, es como está más rica. Así que si hace calor y no queda más remedio que conservarla en el frigorífico, no olvidéis sacarla un buen rato antes de comerla para que recupere la cremosidad y no esté tan apelmazada por el frío.

Jugosa, tierna y cremosa tarta de queso al estilo de La Viña.

Para presentarla puede que os guste con una mermelada, unos frutos rojos, ambos o cualquier otra cosa. A mí particularmente esta tarta me gusta así, sin nada más que pueda enmascarar o me pueda distraer de su sabor. Y a la vista, así sin nada más ya es un espectáculo, pero para gustos…

Animaros a prepararla, que no puede ser más fácil ni estar más rica.

¿Queréis saber el secreto de la mejor tarta de España? Leer aquí.

 

Y no os perdáis este vídeo tan interesante en el que Santiago Rivera, del restaurante La Viña, nos muestra la elaboración de este delicioso postre. Ver aquí.

 

 

Fullería importante: una de las veces que he preparado esta tarta de queso, en concreto la última y a la que pertenecen todas las fotos, me faltaba 1 tarrina de queso crema. Así que a falta de este queso… improvisación: mascarpone y yogur natural. Mejor no miréis.

Cooking Mama. Blog para golosos, recetas para aficionados a la repostería fácil y con ganas de experimentar.

https://paquireina.home.blog/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s