Tarta Karpatka.

Riquísima tarta con pasta choux y relleno de crema suave con sabor a helado.

Los Montes Cárpatos, una de las cordilleras más largas de Europa, dan nombre a esta deliciosa tarta polaca que se prepara con dos capas de pasta choux y se rellena con una crema pastelera batida con mantequilla. Del horneado de esta masa resulta una torta de superficie irregular, característica que la hace comparable a dichos montes.

Tarta Karpatka

Cuando se trata de postres creo que no todo es la imagen (¿o si?). ¿Todo tiene que tener decoraciones de manga pastelera, guindas, frutas y demás? Bueno el caso es que esta tarta puede parecer fea, sin embargo a mi me pareció interesante nada más verla en la cuenta de Instagram de Esbieta. Lo primero que pensé fue: “parece una ensaimada gigante… eso no puede estar malo”. Está claro que no siempre nos enamora el exterior. 😉

He visto recetas de cómo preparar la Tarta Karpatka y se puede hornear a masa de una sola vez o hacerlo en dos veces pero, aunque se tarde un rato más, yo prefiero hornear dos discos de masa choux de manera independiente. No hay color.

Con respecto a la crema, también la he visto batida con mucha más mantequilla, el doble de hecho. Tiene un aspecto y una textura impresionante, pero me quedo con la cantidad que os pongo aquí. Así ya me resulta deliciosa y tiene menos grasa.

Ingredientes: Para la crema pastelera

  • 2 huevos.
  • 110 gr de azúcar.
  • 50 gr de maizena.
  • 500 ml de leche.
  • 130 gr de mantequilla (que utilizaremos al montar la crema y necesitamos blanda).
  • 8 gr de azúcar vainillada (o esencia).

Para la pasta choux

  • 120 ml de leche.
  • 120 ml de agua.
  • 150 gr de harina de trigo de todo uso.
  • 4 huevos.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 80 gr de mantequilla.

Elaboración:

Para preparar la crema pastelera utilizaremos una cacerola. Ponemos los huevos, el azúcar, la vainilla, la maizena y mezclamos bien con un batidor de mano. Calentamos la leche hasta que hierva o esté a punto y cuando la mezcla de la cacerola esté bien homogénea le echamos la leche y volvemos a homogeneizar.

Llevamos el cazo a fuego medio/alto hasta que espese y no dejamos de remover en ningún momento o saldrán grumos. Una vez que empiece a hervir bajamos el fuego al mínimo y cocinamos durante un minuto. Vertemos en un recipiente y tapamos a piel con film para que no se forme costra. Dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente. Reservamos la mantequilla para el momento de terminar la crema.

Imágenes de la Crema enfriándose/Crema batida

Precalentamos el horno a 210ºC con calor arriba y abajo.

Vamos ahora con la elaboración de la pasta choux. En un cazo ponemos el agua, la leche y la mantequilla. Calentamos a fuego medio/alto hasta que la mantequilla se derrita. Añadimos entonces la sal, el azúcar y removemos. Yo uso una cuchara de palo pero se puede usar también una lengua de silicona. Cuando empiece a hervir añadimos la harina de golpe. La masa se vuelve muy dura pero seguimos removiendo enérgicamente hasta que todo esté bien mezclado y se convierta en una bola que se despega de las paredes. Entonces apagamos el fuego y retiramos el cazo.

Esperamos uno o dos minutos y añadimos los huevos de uno en uno, asegurándonos de que está bien integrado antes de añadir el siguiente. En este paso podemos seguir usando la cuchara o la lengua, o bien la batidora con el accesorio de los ganchos de amasar. La masa quedará lisa y pegajosa.

Preparamos un molde redondo de 22 cm con papel de horno en la base y mantequilla en el aro y ponemos aproximadamente la mitad de la masa, extendiéndola pero procurando que no quede uniforme.

Horneamos en la parte baja del horno durante 15 minutos a 210ºC y otros 15 minutos a 180. Sacamos del horno, dejamos enfriar en una rejilla y repetimos la operación con la otra masa.

Terminamos la crema y montamos la tarta.

Una vez que se haya enfriado la crema pastelera le añadimos la mantequilla blanda y batimos con el accesorio de batir/montar hasta que quede con una textura esponjosa.

Para montar la Tarta Karpatka usamos el mismo molde. Le dejamos el papel que hemos usado en la base y le ponemos también una tira de papel al interior del aro para que la tarta quede mejor al desmoldarla.

Ponemos una de las tortas de masa ya horneada en el fondo del molde y le colocamos la mayor parte de la crema encima. Antes de colocar la otra capa de masa, la volteamos y rellenamos los huecos con el resto de la crema para que ajuste perfectamente. Colocamos la masa dentro del molde, apretamos con cuidado para que quede bien asentada y llevamos al frigorífico durante al menos 4 horas. (Yo preparé la tarta por la tarde para consumirla al día siguiente y estaba cuajada y perfecta).

Desmoldamos pasándola a una fuente, retiramos la tira de papel y justo antes de consumir espolvoreamos nuestra tarta con azúcar glas.

Os dejo el enlace para ver la preparación en el canal de YouTube Recetas de Esbieta, recetas fáciles y muy bien explicadas. Podéis encontrarla en las redes sociales.

Tenéis que probarla porque seguro que os va a encantar. 😘

Cooking Mama. Blog para golosos, recetas para aficionados a la repostería fácil y con ganas de experimentar.

https://paquireina.home.blog/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s